El virus de la gripe no es un único virus, sino que hay numerosas cepas que mutan continuamente. Es por este motivo que la vacuna de la gripe es diferente cada año y hay que volverse a vacunar anualmente. La vacuna contiene virus muertos de las tres cepas que se espera tengan mayor importancia ese año.

La vacuna de la gripe sirve para producir anticuerpos contra el virus de la Influenza, responsable de la gripe. La gripe puede producir hospitalizaciones por complicaciones respiratorias o de otro tipo que se producen en enfermos crónicos (diabetes, bronquitis crónica, insuficiencia renal, etc.) que pueden llevar incluso a la muerte.

La efectividad de la vacuna decrece después de algunos meses, por eso se administra en octubre – noviembre, antes del invierno, cuando la gripe se da con mayor frecuencia. Las personas que viajan a otros países deberían saber que la gripe se da durante todo el año en los países tropicales y que la «estación de la gripe» en los países templados del hemisferio Sur es de abril a septiembre.

La vacuna es de administración intramuscular, generalmente en la zona del hombro, sobre el músculo Deltoides y debe administrarse en población de alto riesgo:

  • Mayores de 65 años.
  • Adultos o niños con problemas pulmonares o cardiacos.
  • Personas que viven en residencias de ancianos.
  • Residentes de cualquier institución que convivan con personas con problemas crónicos de salud.
  • Personas tratadas durante el año de fibrosis quística, problemas de riñón, anemia, asma severa, o enfermedades metabólicas crónicas.
  • Personas inmunodeprimidas (pacientes tratados con quimioterapia y personas con VIH).

También se recomienda a colectivos que atienden a personas de alto riesgo:

  • Personal sanitario de hospitales, clínicas o domiciliarios.
  • Personas que atienden las necesidades familiares de alto riesgo en sus casas.
Deben consultar a un médico antes de recibir la vacuna antigripal:
  • Personas con alergia al huevo.
  • Personas con fiebre o enfermedades que sean más importantes que un catarro.
  • Mujeres embarazadas o con un posible embarazo.
No debe administrarse a:
  • Personas que hayan tenido una reacción moderada o severa después de la administración de la vacuna.
  • Personas que hayan sufrido alguna vez parálisis debido al síndrome de Guillain-Barre.

2.489 comentarios de “Vacuna de la gripe