Visual of Man's Brain
                ¿Quién hubiera pensado que los hábitos de salud oral tuvieran relación con la pérdida de   memoria? No es un secreto que la salud bucal habla mucho nuestra salud en general. Un estudio de la Universidad de Nueva York ha hallado una relación entre la enfermedad de las encías y la probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer (tipo más común de demencia).

                La enfermedad de las encías es muy común. Se calcula que el 80% de las personas padecen de algún tipo de enfermedad en las encías. La razón por la cual este porcentaje es tan alto es porque la enfermedad de las encías puede pasar de una simple inflamación o gingivitis hasta un nivel más grave de la enfermedad que puede dañar permanentemente los huesos y tejidos blandos encargados de sostener los dientes en su lugar. En los casos más graves de la enfermedad periodontal, los dientes terminan por caerse.

                La placa, que se acumula en la encía y debajo de ella cuando no existe una higiene oral adecuada (cepillado, seda dental, visitas regulares al odontólogo) es la responsable de esta enfermedad, que se extiende más allá de la boca. La inflamación provocada por bacterias que causan enfermedad periodontal está relacionada con una serie de condiciones de salud, incluyendo enfermedad cardíaca, derrame cerebral y diabetes.

               Los estudios han hallado que las personas con Alzheimer, tienen más bacterias asociadas con enfermedad de las encías en el cerebro que las personas sin enfermedad de Alzheimer.

                Se cree que las bacterias asociadas con enfermedad de las encías pueden entrar en el cerebro causando inflamación y daño cerebral influyendo en la destrucción de las células del cerebro. Por esto, el equipo de investigación se propuso estudiar si las buenas prácticas de salud dental a largo plazo podrían predecir una mejor función cognitiva en la vejez. Los resultados indican que la inflamación de las encías reduce la función cognitiva en las personas que aún no tienen signos de demencia, pero permite predecir que están predispuestos a sufrir de la enfermedad de Alzheimer.

                El nuevo estudio tiene algunas limitaciones y es reacio a concluir que cepillarse los dientes impide desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

                Sin embargo, a pesar de las limitaciones, el estudio es un paso importante hacia la comprensión de cómo el comportamiento y los hábitos pueden estar relacionados con la demencia.

dienteslimpios

                Aunque el historial familiar puede predisponer el desarrollo de Alzheimer, varios hábitos, si se adoptan a tiempo, pueden retrasar la aparición de la enfermedad. Lo mejor es adoptar hábitos saludables durante la juventud, aunque se ha demostrado que las personas de mediana edad pueden beneficiarse con estos cambios en su estilo de vida.

                Las personas pueden prevenir (o al menos retrasar) la aparición del Alzheimer previniendo las enfermedades en las encías (periodontales), y adoptando otras medidas saludables, como incrementar la actividad física, comer bien y beber jugos de frutas y vegetales. Mantener sus dientes y encías saludables con el cepillado regular podrían disminuir el riesgo de desarrollar demencia más adelante en su vida, así como evitar el tabaco. Las consultas regulares al dentista son importantes para prevenir las enfermedades en las encías. Su dentista puede eliminar el sarro y también detectar signos tempranos de enfermedades en las encías. Sin embargo, la prevención comienza en el hogar.

                Una razón más para tener una higiene bucal apropiada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *