Usar un cepillo de dientes es algo aparentemente sencillo y que todo el mundo sabe hacer. Sin embargo hay ciertos consejos que se pueden dar para conseguir un mejor mantenimiento y rendimiento del cepillo.

cepillo de dientes

La diferencia entre los cepillos de dientes caros y los baratos es la calidad de insertado de los filamentos, así como el material del que están hechos, factores que van a influir decisivamente en la calidad del cepillo y esto va a repercutir en nuestra salud dental. En cuanto a la dureza todos son de uso diario y se puede elegir según gustos. Los cepillos bajan un grado de dureza al pasar una semana de uso (luego no bajan más). Para los niños siempre debe usarse un cepillo suave y preferentemente infantil, que tienen mango más ancho para que el niño pueda agarrarlo mejor. También existen cepillos para situaciones especiales tales como cirugía, ortodoncia…. Los cepillos eléctricos son muy eficaces ya que van a aumentar el número de movimientos y van a conseguir una mejor higiene si se usa correctamente. No se recomiendan en niños, ya que es preferible que primero aprendan una buena técnica de cepillado.

cepillo infantil

Si la encía sangra es señal de que existe un problema de salud, no debemos verlo como algo normal. En personas que tengan una ortodoncia la falta de higiene puede impedir el movimiento de los dientes al inflamarse las encías y disminuir el riego sanguíneo, esto puede hacer que su ortodoncia no corrija la posición de los dientes en el tiempo previsto y deban de llevar ortodoncia más tiempo o incluso que esta no consiga los resultados esperados. En estos casos existen también cepillos específicos para ortodoncia.

Consejos

  1. Hay que cepillarse durante dos minutos tres veces al día.
  2. Hay que sacudir el cepillo después de usarlo para que se seque.
  3. No se debe mojar el cepillo antes de usarlo.
  4. Usar capuchón es importante para que los filamentos queden juntos y no se abra el cepillo.
  5. Coger el cepillo como si se cogiera un bolígrafo para un cepillado más suave.
  6. El cepillo de dientes debe cambiarse cada tres meses (las estadísticas indican que en España la media es de 0,9 cepillos al año, o lo que es lo mismo, un cepillo cada año y medio).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *